Gestión de Estados Financieros

Contabilidad y Finanzas en la Empresa.

El regalo navideño para el sector inmobiliario.

Posted by Antonio Esteban en diciembre 16, 2008

2168352735_07c5c72033Llega el regalo navideño para el sector inmobiliario a través del Boletín Oficial del Estado.  Efectivamente, el pasado 13 de diciembre se publicó el Real Decreto-Ley 10/2008, para la mejora de la liquidez de las pymes y otras medidas complementarias, que posteriormente detallamos. ¿Es un balón de oxigeno para el sector?

Analicemos la situación; anunciado hace algunas semanas y en ejecución el rescate bancario, era de esperar el  rescate inmobiliario,  por parte de la administraciones, en particular, del Gobierno. De   lo contrario en 2009 las expectativas, lamentablemente, de situaciones de insolvencia, liquidaciones y liquidaciones de sociedades del  sector, eran alarmantes.

Es conocida y asumida la peculiar relación existente entre las entidades financieras y los promotores;  dos sectores, de un indudable potencial inversor y de generación de empleo en nuestra economía.

Advertimos, desde hace algunos meses, que esta relación no es tan fluida como hasta hace poco. Y resulta evidente que el deterioro en las citadas relaciones, probablemente, sea consecuencia de la avalancha de concurso de acreedores presentados. Es decir, desequilibrios financieros, falta de liquidez  para hacer frente a las deudas a su vencimiento, para muchas empresas del sector y con evidentes desfases patrimoniales con implicaciones en la superviviencia de muchas sociedades, por el desequilibrio entre el patrimonio neto y su capital social.

No entramos en el análisis del origen de la situación financiera por la que atraviesan las empresas españolas y, en particular, las promotoras inmobiliarias, si es efecto  de la limitación del crédito de las entidades financieras, de la crisis financiera y económica  mundial o fruto de los excesos de la burbuja inmobiliaria, que parecía que lo resistía todo. Probablemente sea una mezcla de las citadas circunstancias y, en cualquier caso, una estrategia de gestión mal  desarrollada y peor financiada.

En esta situación el sector inmobiliario está pagando los errores, excesos y abundancia de dinero fácil y barato, de otros tiempos, no tan lejanos. Pero, las entidades financieras, la gran banca en particular, también los ha cometido, y los ¿ha asumido, rectificará o esperará al siguiente rescate

El balón de oxigeno comentado se materializa:

 En primer lugar, se produce una modificación en el cómputo de las pérdidas en los supuestos de reducción de obligatoria de capital social en la sociedad anónima y de disolución en las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada, modificando para ello: el Texto Refundido de la ley de Sociedades Anónimas y  la Ley 2/1995, de Sociedades de Responsabilidad Limitada.

En dichos escenarios no se computarán las pérdidas, ocasionadas por deterioro de valor derivadas: del inmovilizado material, de inversiones inmobiliarias, y  de existencias.

Esta modificación en el ordenamiento jurídico mercantil, de un gran número de las sociedades mercantiles de nuestro país, se lleva a cabo con un ámbito de vigencia de dos años. Esto es, se suspende en los próximos dos años, el cómputo de las pérdidas por deterioro de los elementos patrimoniales citados, a efectos de la relación que hay que establecer entre patrimonio neto corregido –puede verse aquí el detalle– y el capital social a efectos de la reducción obligatoria del capital social y de la disolución de sociedades.

Y en segundo lugar, sin apenas incidencia en el sector, con implicaciones jurídicas-formales de consideración, el citado Real Decreto-Ley de 12 de diciembre  modifica el Código de Comercio (artículo 36) para no incluir como patrimonio neto los ajustes por cambio de valor originados en operaciones de cobertura de flujos de efectivo pendientes de imputar a la cuenta de pérdidas y ganancias en los siguientes escenarios: distribución de beneficios, reducción obligatoria de capital social, y disolución obligatoria por pérdidas.

Desde nuestro punto de vista, el balón de oxigeno que cuestionabamos, es cierto, tangible y esperanzador. Pero, ojo, el sector no puede dormirse, tiene dos años para recomponer su situación patrimonial. ¿Qué ocurrirá si no produce el equilibrio patrimonial exigido?  Ni pensarlo, mejor nos ponemos a trabajar.

 

Imagen, flickr: spainning

2 comentarios to “El regalo navideño para el sector inmobiliario.”

  1. […] El regalo navideño para el sector inmobiliario […]

  2. […] El regalo navideño para el sector inmobiliario […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: